De Ontsnapping

En las últimas semanas he visto un montón de películas holandesas. Parece que han confluido todas en las semanas justo antes de las vacaciones de verano y los cines están petados de dramas, comedias, historias infantiles y movidas raras. Una de las que parecía más interesante en base al trailer parece estar basada en un libro que fue un éxito por estas tierras y que seguramente el resto del universo desconoce. La película se llama De Ontsnapping y eso se podría traducir pachanguéramente como La escapada o aún mejor como truscoluña no es nación y tengo una certeza casi absoluta que jamás se estrenará en España.

Una julay se pira a Portugal a darle alegría y cosa buena a su potorro

Una chama deprimida y rarita, casada y con dos hijos, de repente le da un pronto y agarra el coche de su fallecido hermano y se pira a la costa portuguesa después de robarle un pastote a su padre. Allí se dedica a darse la gran vida, fardar y tratar de que se la empete un puto de color (o eso que en la Isleta llamamos NEGRO) que se trabaja a las viejas que van de turismo por allí y les da candela de la buena con su manguerote.

Definitivamente tienes que ser hembra para captar este tipo de historias. Lo de una tipa que se harta de su familia y los deja tirados para vivir la vida loca en Portugal y hacer de su marido un tremendo Vitorino pegándosela con un chamo que la chulea y le cobra por follar, es el tipo de cosas que no puedo comprender. Seguramente podría haber follado de gratis en Holanda y lo de dejar a la familia atrás, eso es de rastreros. La chama está interpretada por Isa Hoes, que lo hace bien pero es que la historia es mediocre. También fallan los personajes secundarios y las historias que rodean la trama principal, demasiado vagas. No hay nada definido alrededor de esta mujer, solo la vemos a ella y lo que sucede en los tres metros que la rodean y eso resulta interesante en los primeros quince minutos pero no da para hora y media. El final es raro, por definirlo de alguna manera. De repente, se cansa del rabo negro, le entra hambruna del de su marido y regresa a Holanda y se mete en su casa como si no hubiera pasado nada y así acaba la película.

En fin, que este tipo de cosas jamás salen de las fronteras de este país y no hay que proteger ni a los miembros del Clan de los Orcos ni a los sub-intelectuales de GafaPasta. En una palabra, sosa.

3 respuesta a “De Ontsnapping”

  1. Te lo creerás o no, pero eso lo hizo una tía mía. Es más, creo que le puede pedir derechos de autor a los guionistas, con la excepción de que ella no volvió definitivamente, solo por vacaciones, hay que joderse.
    Por supuesto yo le llamo «la difunta» y no hemos hablado nunca jamás desde entonces, lo de «rastreros» que has puesto, incluso se queda corto.

Comentarios cerrados.