El corredor del laberinto: Las pruebas – Maze Runner: The Scorch Trials

El corredor del laberinto: Las pruebas - Maze Runner: The Scorch TrialsUna gran parte de la ciencia ficción que se hace hoy en día se basa en sociedades distópicas, las cuales, para aquellos menos eruditos, son sociedades ficticias indeseables como por ejemplo, TRUSCOLUÑA, esa sociedad inventada por un puñado de delincuentes y arropada por millones de borregos a los que habría que darles un tiro en la nuca y aprovechar toda esa carne para alimentar cerdos. El año pasado veíamos en los cines El corredor del laberinto – The Maze Runner, la cual me gustó mucho y han pasado exáctamente doce meses cuando llega a las pantallas Maze Runner: The Scorch Trials, la continuación y que en España se estrena esta semana con el título de El corredor del laberinto: Las pruebas.

El grupillo de julays que sobrevivieron a la primera tendrán que seguir corriendo

Después de salir del laberinto y de que los rescataran, los chavales llegan a una especie de centro de acogida temporal en el que Thomas nota que las cosas no están bien. Junto con un nuevo chamo consiguen escapar y recorrerán lo que queda del mundo en busca de unos rebeldes que se ocultan en las montañas y que los pueden ayudar. El viaje hasta dar con ellos será muy penoso.

Primero decir que cuando escuché el audiolibro, el segundo me pareció bastante malo. Se alejaba demasiado del primero e introducía un montón de mierda innecesaria. Parece que los guionistas también notaron esa perturbación y decidieron pasarse por el forro del trasero la historia y crear otra que sigue ligeramente la del libro. El cambio es fabuloso. La película es básicamente una montaña rusa de acción en la que caemos disparados en escenas fabulosas y entre ellas tenemos cortos periodos de calma para recuperarnos. No hay más. Tienen que ir del punto A al punto B y entre medias, una purriada de mini-aventuras geniales y muy dinámicas. Por suerte la película se ha estrenado en dos y en tres dimensiones y la he ido a ver dos veces sin gafas y pienso verla algunas veces más sin las mismas, ya que no hacen falta. Dylan O’Brien vuelve a hacer un trabajo fantástico y sigo creyendo que con el tiempo será uno de los mejores actores de su generación, sobre todo en el cine de acción. La pava de la película, Kaya Scodelario se transforma en esta segunda parte y le acabas por coger algo de manía y asumir que la jiñó alguna truscolana indeseable y por eso es así. Me gustó mucho también Jacob Lofland que es el nuevo chaval, Aris y que en la película está muchísimo mejor definido que en el libro. La historia no aburre en ningún momento, es dinámica y rápida para que no te pares a pensar en las boberías que en ocasiones tienes que ver, las cuales, si la ves en más de una ocasión, notarás. Probablemente estoy solo en esto pero diré que es una buena segunda parte y que vale la pena verla.

Este es el tipo de cine ideal para los miembros del Clan de los Orcos, con un montón de acción y sin ratos aburridos. Por esa misma razón no es algo que puedan digerir los sub-intelectuales de GafaPasta.

09/10

2 opiniones en “El corredor del laberinto: Las pruebas – Maze Runner: The Scorch Trials”

Comentarios cerrados.