Hoja de ruta del 2009

Con los años uno se va dejando llevar por las diferentes costumbres que vamos arrastrando. Este es el quinto año consecutivo que anuncio mi Hoja de ruta y que por supuesto, después ninguneo, ignoro y olvido. Mirando las de años anteriores (2008, 2007, 2006 y 2005) veo que algunas de las cosas que he dicho entonces siguen siendo válidas. Este pequeño rincón cumple seis años en el formato actual en enero, como dan fe los archivos que podéis ver en alguna de las barras laterales. Desde enero del año 2004 hasta hoy día está todo documentado, primero con una frecuencia incierta que se fue regularizando hacia finales del año 2005 hasta llegar a la actual de dos anotaciones diarias. Espero que continúe con esta cadencia, muy cómoda y fácil de mantener. Seguimos con el mismo número de lectores habituales, alrededor de un centenar, contando las bajas y altas que han ocurrido en los pasados doce meses. Mi absoluta falta de interés por todo aquello que al parecer es dos punto cero y la ausencia de todas esas redes sociales en las que no hay nada interesante pero al parecer hay que estar hace que el crecimiento dependa totalmente de los visitantes casuales, aquellos que llegan buscando fotos de flores, setas, animales o de algunas de las ciudades que he visitado. En este 2009 continuaremos viendo fotos de todos esos grupos, incidiendo en búhos, halcones y otras aves que he fotografiado durante el 2008 y seguramente pasearemos por París, Sevilla, Córdoba, Zaragoza y es posible que recuperemos algunos de los álbumes que estaban hace unos años en la bitácora, Nueva Orleans y Venecia. A esto se añadirán otras fotos de sitios que pueda visitar durante este año.

Mi calendario de Viajes está bastante abierto. Iré a Gran Canaria en algún momento de marzo, junio, agosto y por Navidades y por lo demás, todo dependerá de las ganas y la suerte. Es posible que vaya a Londres unos días y definitivamente quiero volver a los Estados Unidos y hacer el gran viaje por la costa oeste que llevo nombrando desde hace dos años. También me atrae el ir a Estambul y en el hipotético caso de perder el empleo (algo que en mi empresa es siempre una posibilidad), me embarcaré en un gran viaje a Nueva Zelanda o Australia.

Habrá cine a destajo aunque dudo que pueda superar la frecuencia de este año, que ha sido de una película cada dos días y medio. Seguiré exprimiendo mi abono de cine sin límite por un precio fijo y continuaré llenando las anotaciones de los fines de semana con mi particular crítica de las películas.

Los desvaríos continuarán asomando de cuando en cuando, quizás no con la frecuencia que a mí me gustaría pero es que llevan algo de tiempo y éste último no me sobra. Lo mismo les sucede a los relatos. Me gustaría acabar aquellos que han quedado inconclusos pero soy consciente de mi pereza e incapacidad para retomarlos. Este año voy a hacer un esfuerzo en este sentido y procurar que al menos la historia de Planta 33 llegue a buen puerto. Ya ha cumplido los dos años y ahí está, abandonada a su triste suerte. Si la lograra estirar lo suficiente sería una buena base para componer un pequeño libro con algunas de las historias de estos ocho años que llevo escribiendo lo que se me viene a la cabeza, un resumen con algunas de las sagas que hemos visto como la de er Dani, el Chino, el Turco o el Hembrario.

Este año veremos más Recetas de cocina y puede que también me lo trabaje un poco, haga nuevas fotos del proceso y las agrupe todas en un pequeño libro en el que queden reflejados todos los platos que me gusta cocinar.

Ya casi no hablo de música o de libros por un mero problema de falta de espacio en el formato en que me muevo y seguirán ausentes salvo excepciones. El formato para este año es el actual, muy bien engrasado y cómodo para mí: fotos de martes a viernes y en ocasiones durante el fin de semana, resumen semanal los lunes por la mañana, cine los sábados y domingos, recetas de cocina cuando las hay en viernes y algo de mi mundo los lunes o martes por la noche. Los desvaríos los dejo para miércoles o jueves que es también la franja de los relatos. Me están entrando ganas de volver a apuntarme a un curso de holandés (lo sé, lo sé, soy un profesional de los putos cursos y aún no hablo la lengua) y de hacerlo incorporaré un resumen semanal con lo aprendido como he hecho en ocasiones anteriores.

Y así, con suavidad y sin muchos trompicones, Distorsiones navegará las aguas del 2009 procurando que nos lo pasemos bien y nos echemos unas risas de cuando en cuando.

Una respuesta a “Hoja de ruta del 2009”

Comentarios cerrados.