Infiltrados en la Universidad – 22 Jump Street

Infiltrados en la Universidad - 22 Jump StreetDentro del sub-género de las comedias policiacas, Infiltrados en clase – 21 Jump Street apareció de la nada y fue la sensación. Directa, divertida, amena, con todo lo necesario para partirte de risa y pasar un buen rato. Recuerdo que la vi por primera vez en Vietnam y al regresar de las vacaciones, fui de nuevo al cine y me gustó tanto como la primera vez. Por eso, no me extraña que inmediatamente se pusieran manos a la obra y se sacaran de la manga una secuela, aprovechando a la pareja protagonista y la temática. En esta ocasión, la película se titula 22 Jump Street y en España se estrena dentro de un par de semanas con el exótico título de Infiltrados en la Universidad, tan absurdo como el de la primera parte.

Los dos julays policías han de ir a la universidad a resolver un crimen y en el camino se lo pasan bomba

Los dos polis de incógnito que tan bien lo hicieron en el instituto ahora son un par de perdedores sin demasiado éxito. Su jefe decide meterlos en la universidad para que investiguen unas movidas con drogas y por supuesto, ellos lo torcerán todo y se irán por las ramas. Allí, además, cada uno tirará por su lado y por un instante parecerá que su amistad no podrá sobrevivir a la universidad.

No se complicaron demasiado y tras un pequeño tramo en el que los vemos como dos polis más bien malos, vuelven al mundillo en el que mejor se saben mover que es el de los estudiantes con problemas y en el que ellos resuelven las cosas de pura chiripa. Ahora los tenemos como una pareja de policías que son amigos y que en la universidad irán por caminos distintos, uno entrando en uno de esos grupos estúpidos con letras griegas en los que parece que solo se va a beber y el otro resentido y más bien juntándose con los místicos. Por suerte el guión tiene abundancia de momentos cómicos y estos siguen funcionando, aunque la separación de los protagonistas introduce a otros personajes que no van tan bien y la película se resiente. Tenemos además un toque de melodrama con la pelea entre ambos que por mi se lo podían haber ahorrado ya que a una comedia vas al cine a reírte y poco más. Pese a estos puntos negativos, la química entre Channing Tatum y Jonah Hill sigue funcionando.

Este un cine ligero, de verano, sin grandes pretensiones morales, que solo busca hacerte reír y hay que ir con esa idea en la cabeza. Es una película perfecta para juntar a todos los miembros del Clan de los Orcos e incluso a las hembras y pasar un gran rato en el cine y después charlando sobre la película. Por supuesto, está totalmente fuera del círculo de cine para sub-intelectuales de GafaPasta. Si te molan las comedias, con esta seguro que te ríes.

07/10

Una respuesta a “Infiltrados en la Universidad – 22 Jump Street”

Comentarios cerrados.