Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte – The Girl In The Spider’s Web

Yo de siempre soy un lector ávido, aunque hoy en día es más un oyente ávido de audiolibros y los consumo en cantidades industriales, seguramente superando los ochenta al año, algo que no sabremos porque no llevo la cuenta y no quiero complicar mi vida añadiendo ese contro. En las últimas dos semanas, que han sido muy prolíficas, creo que me he empapado cinco libros, aunque dos eran historias cortas. Dicho esto, una amiga de Gran Canaria me embaucó para que leyera la fabulosa y fastuosa y asombrosa y maravillosa trilogía que había hecho un sueco o algo así y por hacerle caso, ataqué el primer libro de la saga Millennium y fue un desastre, lo dejé porque me pareció una M-I-E-R-D-A, hasta el punto en el que lo dejé, ya que no tengo estómago para procesar ese tipo de prosa. Después fui a ver la primera película de la saga sueca, Män som hatar kvinnor – Millennium 1: Los Hombres que no Amaban a las Mujeres y aunque me gustó, no hice ningún esfuerzo por ver las otras dos o la versión gringa. Parece que con el autor muerto la familia ha encargado a otro chamo que haga libros en su nombre, algo tan descarado como lo del hijo del Tolquien haciendo libros y endosándoselos al padre y han hecho una nueva película que no se muy bien si sucede antes o después de la otra y tampoco me interesaba, pero para que no se diga que discrimino, la fui a ver. Se trata de The Girl in the Spider’s Web y en España han tirado la keli por la ventana y le han dado el título más ridículo del milenio, Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte, aunque vista esta estupidez, aumenta mi fe en ver un día en los cines la película titulada truscoluña no es nación. Creo que en España se estrenó la semana pasada.

Una julay padece una inmunodeficiencia de mamar trancas

Una pava más bien rarita y que parece estar enganchada como una perra a los ordenadores, acaba metida en un embrollo junto con un periodista que va de capa caída y que parece más bien un borrachuzo y los acaban yendo de aquí para allá y montándose unas movidas super-complicadas con una pelleja rubia que parece un bicho malísimo o algo así y como todos son suecos, no entiendo porque no se fueron a comer unas albóndigas de esas de caballo al Iquea.

Esta cosa la vi hace tres semanas y lo más que recuerdo fue mi lucha en el cine por evitar el jamacullo y como me pellizcaba para no dormirme. Creo que han cambiado a la pava y quizás hasta el pavo, no lo se ni me interesa. La tía es como bisexual tirando a multi-sexual y parece tener una novia para frotamientos y se junta con el periodista o le pasa información pero en ningún momento llegué a tener una noción clara de la trama, es todo tan complicado que ni te molestas. Hay algunas escenas de acción con persecuciones y peleas pero me parecieron algo exageradas, sobre todo una en la que huye con una moto sobre el fiordo helado y salta y patina y hace de todo sin que la moto se le escoñe. Aparte de esas volatadas, lo de las cámaras de seguridad y la persistencia del Wifi hasta después de una explosión con incendio o lo de poner cámaras delante de un edificio altamente vigilado por la policía me pareció patético. En ningún momento me identifiqué con la historia ni con la protagonista. Al guión le sobran sub-tramas y páginas de complicaciones, a los actores les sobran poses, que esto no es un vídeo del Vogue de Madonna y al director le faltó mano para crear una historia que puedan seguir y disfrutar los espectadores. En definitiva, una peli aburrida.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, pese a que la chama tiene piercings y tatuajes, se las da de culta porque una vez leyó un folleto, así que no la vayas a ver. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, esto igual lo han hecho pensando en ti pero no creo que te mole el resultado. Si la consideramos desde el punto de vista como elemento para instigar el sueño, la película es buenísima.

Una respuesta a “Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte – The Girl In The Spider’s Web”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.