Tricycle petado en Boracay

Tricycle petado en Boracay

Cada país del sureste de Asia tiene sus peculiares medios de transporte públicos creados alrededor de bicicletas y motos y por el mejor blog sin premios en castellano llevamos años viéndolos. En las Filipinas, si no quieres seguir una de las rutas de los jeepneys está la posibilidad de los tricycle o triciclos, motocicletas a las que se les ha añadido una mega-estructura para transportar hasta nueve julays. A menos que pagues una cantidad adicional, estos vehículos paran y recogen a todo el que lo pide y que va en la dirección en la que circula, se enteran más o menos de la ruta y se bajan donde les resulta más conveniente o en su destino, ya que el conductor es flexible en lo del recorrido. Si eres intelectualmente dotado seguro que encontrarás uno o varios micro-vídeos por aquí con mis viajes en estos cacharros, aunque en mi caso casi siempre ha sido solo con el conductor ya que los precios son tan ridículos que no los comparto y por uno o dos leuros me llevaban allí a donde quería. En Boracay les hice algunas fotos y en la imagen de hoy vemos un tricycle con ocho personas, petado y hasta con el equipaje de varias de ellas sobre el chasis. Hay un tipo especial, llamado motorella y que pese a que los he visto y me he montado, no recuerdo si les hice fotos, en los que la moto está en el centro de la estructura, que es bastante más cerrada que la que vemos hoy. Con algo de suerte veremos alguno de esos en las fotos de Camiguin. Hay otro tipo de transporte construido a partir de las motocicletas y llamado Habal-Habal, con un asiento mucho más largo y capacidad para cinco julays y a veces una estructura como de silla de camello montada sobre la motocicleta y que permite llevar hasta trece julays. Esta última la llaman skylab y aunque me he cruzado alguna, creo que no les he hecho fotos.

Una respuesta a “Tricycle petado en Boracay”

  1. Pues a juzgar por el aspecto del conductor con el pañuelo, a gente le debe de apestar los quesos o el chumino que te cagas… 🙁
    Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *