Bakfiets tuneada con grifo de cerveza


Para descansar un poco de tanta bicicleta de precio escandaloso hoy tiramos de algo ligero e insubstancial. Cerca de Leidseplein, en Amsterdam, me crucé con la bakfiets de la foto, de la que desconozco la marca o el precio y es irrelevante y es hasta posible que ni siquiera se pueda usar hoy en día, ya que si alguno tiene el dedo de inteligencia necesario, notará que la rueda delantera de la parte izquierda, la que vemos en la foto, está desinflada. La bici la tienen a la entrada de un café, así que supongo que la usan para publicidad. Lo interesante está en la cesta de carga, en este caso hecha de madera y que tiene un grifo de cerveza, con lo que técnicamente, esto te la llevas con los colegas a un parque y os podéis poner tibios a tomar chelas con vuestro propio grifo. Creo recordar que una vez vi una parecida en las calles de Utrecht e incluso estoy casi seguro de haber visto una bici tuneada para ser usada como puesto de venta de helados, con la limitación de tres sabores.


3 respuestas a “Bakfiets tuneada con grifo de cerveza”

  1. No es tan original por esos lares, recuerdo la bici totalmente equipada con una despedida de soltero o algo así de fiesta por las calles… eran como cinco o seis personas y tenían de todo… así que solo un grifo y parado enfrente de un local, pues …

  2. Virtuditas, esas están ahora prohibidas en el centro de un montón de ciudades por las peloteras que se montaban. En Amsterdam o Utrecht solo las pueden usar en zonas de la periferia. Hace un montón de tiempo que no veo una. Los hooligans las alquilaban y se pasaban tanto de rosca que mataron el negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.