Belle – Ryû to sobakasu no hime


Mira que les ha dado por estrenar películas de animación japonesas en el cine, que estamos teniendo un año muy sobrado de las susodichas. En este caso, además, la película la pusieron como el estreno sorpresa, que ninguno sabíamos lo que íbamos a ver y puedo confirmar y confirmo que en los primeros diez minutos se marchó con ilusión y alegría la mitad de los espectadores, lo cual nos recuerda que el manga no es un tipo de cine hecho para todos. La película se titula Ryû to sobakasu no hime y en España (y Holanda) se conoce como Belle y parece ser que estuvo en todos los festivales de cine españoles y llegó a las salas en marzo.

Una julay se hace influenser en una realidad virtual y busca macho que se la empete.

Una pava de pueblo que es un masque de chiquilla que no veas se mete en un mundo virtual y allí se vuelve una influenser cantante, porque canta unas canciones aburridísimas y tal y tal. En ese mundo hay un tipo feo como truscolán al que todos quieren destruir y ella como que se encoña de él o algo así que no nos queda claro porque en la vida real está encoñada hasta los pelos del coño de otro chamo y busca como ayudar al feo y seguir siendo influenser, o quizás no.

Un japonés decidió que iba a coger la historia de la Bella y la bestia y destrozarla completamente y eso fue lo que hizo. Ahora tenemos que la bella es de pueblo y al mismo tiempo influenser cantante malísima y la bestia es un luchador invencible en el mundo virtual y que más tarde, o al final, descubriremos que es un niño que no puedo decir más. Ella como que en el mundo virtual le tiene cariño a esa bestia por razones que nunca explican pero en el mundo real está encoñada de un macho de su clase y sueña con comerle el maromo y mamar hasta que le den arcadas de placer o algo así. En el mundo virtual la chama tiene a una amiga que es la que le organiza los saraos y la hizo famosa porque sí, pero todo es como muy vago, muy poco definido, copiaron y destruyeron la historia original sin crear algo que realmente sea espectacular y bueno, lo de la animación, que hay gente que dice que es fabulosa, para mí fue mediocre tirando a peor, con unos parones en la pantalla que a veces duraban hasta un segundo que no tengo ni idea de por qué los dejaron en el corte final pero que no dicen mucho de la profesionalidad de los que hicieron la animación. La historia igual funciona en culturas asiáticas pero no por aquí, la tía es estúpida, el chamo que le gusta es gilipollas y estúpido, la amiga es una fursia jinameña, la bestia no está para nada definida y el dueño o el jefe del mundo virtual es simplemente, un podemita con kasoplón que se las da de marqués. En fin, que puedo comprender por qué se fue gente del cine, esto está pensado para un tipo muy particular de público que no ha terminado de desarrollar su cerebro completamente. Y bueno, la música, olvidable, mediocre y aburrida.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y por razones que no puedo imaginar entras en un cine a ver esto, espero que lleves el mechero porque todos sabemos lo que querrás hacer. No puedo creer que haya sub-intelectuales con GafaPasta que hablen bien de esta cosa, que más bien se acerca peligrosamente a la definición de puta mielda del copón.


2 respuestas a “Belle – Ryû to sobakasu no hime”

  1. La animación japonesa le pierde a mi hijo, pero tiene 14 años, tampoco es que tenga un criterio muy a tener en cuenta….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.