Buda de pie

En el gigantesco Prang que ya hemos visto en varias fotos, en uno de los rincones accesibles me topé con este Buda restaurado y que está en la conocid postura de truscoluña no es nación, con la mano derecha parando a los truscolanes y con la izquierda preparadísima para darles un bofetón y ponerlos en su sitio, que Buda, como algunos otros, creía en lo de que la letra con muchísima sangre entra mejor y de tanto ejercitar el dicho, fijaos en el tamaño extraordinariamente mayor de la mano izquierda, la de los bofetones, que yo diría que es como dos veces más grande que la otra, con lo que sus bofetones debían ser épicos y legendarios. Las orejas siguen con el problemón ese tan grande que tenía, que dan un poco de pena.

Publicada el
Categorizado como Ayutthaya

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.