Chupando aire enriquecidísimo

En mi reciente visita a Gran Canaria, uno de los objetivos secundarios de importancia primordial era la consecución del ansiado título de Buceador de Aire Enriquecido, que como dice el título, es un tipo de buceo muy espectacular y especial en el que además de ver la vida submarina, te colocas y te quedas tan a gustito. El aire enriquecido, para aquellos de vosotros que sois seres inferiores, es un aire al que se le añaden vitaminas y minerales y oligoelementos de todo tipo y sus efectos no solo se pueden ver en el cutis, más terso y sedoso, sino que además, a la hora de echar el jiñote, añades una nueva selección de tonalidades que convierten ese momento tan fabuloso de tu día en algo aún mejor. Para hacer este curso te tienes que leer un manual super-hiper-mega-importante y en el que se te da todo tipo de información asombrosa y maravillosa que al final no sirve de mucho ya que todos llevamos en nuestras muñecas un computador de buceo que hace todos los cálculos por ti, que eso de mirar tablas y estudiarlas y planificar es muy de la época de oro de Genín y Jacques Cousteau, cuando la tele era en blanco y negro y como un mamotreto que no veas, que ahora son como cuadros. Este nuevo título completa los que conseguí en Misión de aprendizaje a bucear: completada y en PADI Avanzado:

PADI Nitrox4

Aunque se podía conseguir la titulación sin hacer prácticas, yo opté por combinarlo con dos inmersiones y me tocó repetir con la Catedral y el Roque Ceniciento, lo cual nos permitirá comparar vídeos entre cámaras ya que en La última visita a Gran Canaria y sus cosillas tenemos los que hice en agosto del año pasado con mi cutre-cámara.

Se me fue la mano y grabé un montón así que he optado por romper la secuencia en dos vídeos asombrosos, fabulosos y hasta fastuosos separados. El primero nos lleva de vuelta a la Catedral, en las costas de la Isleta. Para este primer vídeo y mi primera inmersión con aire enriquecido tenemos que la música que lo acompaña es la canción Aire, con título muy apropiado y que es del fabuloso grupo Mecano. El vídeo nos lleva por ese sitio mágico. Como estábamos a unos veinte metros, le he metido unas correcciones de color de que te meneas, espero que haya quedado bien. El vídeo, si no lo véis por ahí debajo, está AQUÍ:

En la segunda inmersión, en el Roque Ceniciento, se me fue el baifo al cielo y grabé como veinte minutos, así que he tenido que recortar tela y acelerar aún más tela y aún así me salieron más de ocho minutos y como no me gustaban las opciones disponibles, por primera vez en la historia del mejor blog sin premios en castellano he seleccionado dos canciones, que escuchamos enteritas. El vídeo es brutal, comenzamos pasando bajo el roque, llegamos a los restos del pecio que hay por allí, vemos mantas y para aquellos con una gran paciencia y que lleguen hasta el minuto final, al salir y estar a punto de comenzar el ascenso nos topamos con cuatro mantas y todas y cada una de ellas aparecen en el vídeo. La música es primero la canción Bail me Out de Pete Murray a la que sucede la canción Without Words de Ray LaMontagne y si no lo veis por debajo de este párrafo, está AQUÍ:

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. Si no llega a ser trampa trincar una manta cuando llevas botella, eso es un manjar del quince…..

  2. Los Mecano si que eran especialistas en enriquecer el aire… 🙂
    El de 8 minutos no tuve paciencia, si llega a ser de aterrizajes, vuelos, despegues y tal y tal, si que lo veo entero, pero los de buceo si no hay culos femeninos como que no me molan para tan largo… 🙂
    Lo adelanté para ver las mantas… 🙂
    Salud

Los comentarios están cerrados.