Los Nuevos Mutantes – The New Mutants

Al parecer, además de los X-Men, en el universo Marvel había un montón más de mutantes, los nuevos o algo así y hasta ahora no les habían hecho película y como todo lo de ese universo parece dar guita a espuertas, pues les entró la avaricia y han hecho una nueva película que supongo que esperan que se convierta en una serie y hasta igual aparecen en las otras películas con los otros super-hiper-mega héroes o así. La de estos se titula The New Mutants y en España se estrenó como Los Nuevos Mutantes.

Unos julays frikis ni chingan ni dejan chingar y todo sin ilusión ni fantasía.

Resulta que una pava tiene una experiencia mística o algo así, seguramente cuando le bajó el primer reglote y como que mata a toda su familia y se despierta en un cutre-hospital que parece sacado de la mismísima truscoluña, que no es nación y allí hay una pseudo-doctora que a lo mejor es hasta pitonisa, como Rápel y le empiezan a contar unas milhongas del copón sobre que es una mutante y tal y tal. La pava conoce a otros cuatro adolescentes como ella que están en ese mismo centro por esa misma razón, todo un hospital para ellos cinco y solo con una doctora. A partir de ahí, ya te puedes imaginar.

Supuestamente esta es una película de orígenes, de descubrirnos como llegaron a formar el grupo y lo que puede hacer cada uno y siguen el guión que ya escribieron hace muchos años para este tipo de pelis. El problema es que es mayormente cutre, es sosa y en gran parte el problema es la elección de los protagonistas, que parecen haber salido de la escuela de los que no saben actuar pero tienen padrinos que los colocan y cuando solo hay uno de ellos en una peli, es fácil no darte cuenta pero es que aquí son los cinco mutantes y la doctora y resulta muy cantoso. La historia tiene más agujeros que un queso suizo, hay un montón de cosas que suceden de repente y nunca se explican y más tarde se olvida que han sucedido. No hay ninguna química entre los jóvenes, que se supone que tienen un vínculo fuerte entre ellos y esa desconexión se nota demasiado. Al final, es como una película aburrida con algunos cutre-efectos especiales, sobre todo al final en donde querían hacer algo como super-hiper-mega espectacular pero se gastaron el dinero en putas y porros y tuvieron que optar por el cutrerío.

No creo que encandile a los miembros del Clan de los Orcos, esto parece más bien pensado para los que aún no son ni adolescentes. Definitivamente, espantará y provocará pesadillas a los sub-intelectuales con GafaPasta. Sosa y para ver por la tele.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. Ya puedo estar muy aburrida o haberme acabado el catálogo completo de pelis de Netflix. No me llama nada de nada.

Los comentarios están cerrados.