Muerte en el Nilo – Death On The Nile

Hace cuatro años y pico comenté mi relación con el universo de Agatha Christie en Asesinato en el Orient Express – Murder on the Orient Express y resulta que el mismísimo director y protagonista ha hecho una nueva película basada en otro de los libros solo que la tuvieron que retrasar un montón porque uno de los protagonistas es Armie «el canibal» Hammer, que está en la primera posición de los actores más en desgracia en este momento por sus ganas de comerle las costillas a una hembra o algo así. La película en este caso es Death On The Nile y en España se estrenó como Muerte en el Nilo la semana pasada.

Un puñado de julays se meten en una patera en la que hay mucha mala saña y nada de chimpún.

Resulta que una pava actriz le roba el novio a su mejor amiga y se va con él y un montón de amigos y conocidos de luna de miel a Egipto y la otra los sigue emputada que no veas y acaban todos en un barco avanzando por el Nilo, incluyendo al detective Hercule Poirot y cuando matan a la pava, el bigote del tío buscará la solución al crimen mientras allí sigue muriendo gente con una alegría que no veas.

Que salga Armie «el canibal» es casi lo de menos y hasta hay que decir que él cumplió con su parte pero lo que es insoportable, intratable e inaguantable es el puto bigote que se autoimpuso Kenneth Branagh y que jode toda la película, por más que él le haya hecho hasta un prólogo en la peli para contar una historia inventada y justificarlo. También es horrendo hasta el nivel de querer echarte cemento en los oídos y acabar con el sufrimiento, su acento francés, más falso que truscoluña, que no es nación ni jamás lo fue. Por lo demás, pusieron a un montón de gente famosa en una historia que es demasiado larga y que en ningún momento despierta interés, es que alguien debería avisar a los directores que las historias de Agatha Christie tuvieron su momento, pero ese ya pasó y que si quieren hacer una de nuevo, a ver si la actualizamos, ponemos pencas, ponemos jacosos, ponemos julandrones y hasta algún negro trapicheando y que mate la policía injustamente mientras a la tonta del bote se la folla todo Dios y después se vuelve influenser cuando descubre que abusaron de ella por su estupidez infinita, pero dejen de hacer estas pelis, que además ya se hicieron y las originales están muy pero que muy bien. Esto no aporta nada y bueno, mejor no hablar de los efectos especiales, que los metieron por un tubo, pero se debieron gastar el presupuesto en el bigote y los contrataron a una empresa con ordenadores Spectrum del año de la rehostia y dan vergüenza propia y ajena.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, tú jamás has oído nombrar a Agatha Christie y esto no tiene nada para ti. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta y te ven en un cine que da esta película, te arriesgas a que te quiten las gafas. No vale ni para una mala siesta en la tele.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.