Red Rocket

Como se me empiezan a acumular las películas, la de hoy es una que vi en marzo, antes de los Oscars, a los que no estaba nominada y fui a la filmoteca porque la estrenaron en la friolera cantidad de un solo cine en todos los Países Bajos de la cadena a la que estoy abonado y que tiene doscientas y pico salas en el país. Mirando la cartelera, esa era una de las nuevas en aquella semana y así fui a ver Red Rocket, que al parecer se estrena en España a principios de mayo con el mismísimo título y la frase truscoluña no es nación.

Un julay que es actor porno regresa a la mierda de villorrio en donde se crió para chimpunear con la pelandusca de su ex.

Comenzamos con un pavo en una guagua y se baja en el medio de la nada de Texas, en un sitio lleno de las coñas esas para extraer petroleo y que no parece nada guay. El pavo se va a casa de una pava, que resulta que es su ex y la convence a ella y a la madre para que lo dejen quedarse allí por un tiempo. A partir de ahí, comienza a trapichear vendiendo drogas, después de no poder encontrar ningún otro trabajo y conoce a una jovencita en una bollería de la que se encoña, pero ella es menor. El tipo como que planea llevarse a la joven cuando sea mayor de edad y convertirla en estrella del porno y así relanzar su carrera y poco a poco vamos viendo como se desarrolla la historia, mientras también se chinga a su ex que es más puta que la gallina turuleta.

Esta es una mezcla de comedia y drama rodada con un bajísimo presupuesto y que o funciona contigo y te gusta o sales del cine echando pestes. En mi caso, funcionó, yo me lo pasé bien con una historia de perdedores, que ahí todos son perdedores, incluso la traficante negra de drogas que lleva en el negocio desde siempre y que pese a creer que controla el cotarro, sigue siendo una perdedora marginal. La película funciona muy bien con la relación entre el actor porno, protagonizado por Simon Rex, al que creo que no había visto nunca en cine porque tiene una carrera que redefine el concepto de marginal y la jovencita menor, que es guapa y tiene un montón de carisma con la cámara y cuando están juntos son fabulosos. Ella recuerda mucho a una lolita, con esa picardía sexual brutal. Hay momentos dramáticos y también otros en los que te ríes con las polladas y las acciones de los chamos. En un punto determinado cerca del final, vemos al actor en pelota picada y le pusieron una polla postiza FALSÍSIMA, algo que está muy de moda ahora y en muchas series de televisión y pelis, cuando el actor es el que se desnuda, lo que vemos es silicona y poco más, pero es que esta se veía más falsa que un billete de tres leuros. El final estropeó un poco la peli, se les fue la vaina o se les acabó el dinero y la finiquitaron muy mal, pero incluso con eso, resultó una historia interesante.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, esto te queda muy pero que muy grande. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, es posible que te guste.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.