Uno de los Yakshas del Phra Suvarnachedi


No sé que desayuné el día que visité el Gran Palacio, pero está claro que me dio un ramalazo por los detalles y hasta pasé olímpicamente del Buda Esmeralda, del que creo que no veremos ninguna foto porque parecía una Rosaura verde vestidita con su canesú. Aquí estamos mirando el Phra Suvarnachedi o la estupa dorada, aunque en lugar de mirar el falso amarillo ese, me quedo con uno de los pequeños Yakshas que la rodean y protegen. Algunos de ellos eran monos y no sé por qué, este es que tiene pinta de truscolán acostumbrado a viajar en portabultos de coche cuando huye. Fascinante la cantidad de detalle con la que lo hicieron, con esos pequeños mosaicos que lo cubren creando figuras geométricas. Por la postura, o está sosteniendo la estupa, o está jiñando en la esquina de la susodicha.


Una respuesta a “Uno de los Yakshas del Phra Suvarnachedi”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.