El disidente – The Dissident

Quizás sea por el miedo de las distribuidoras pero el arranque del cine ha sido muy flojito y casi que lo mejor que he visto en estas semanas son los documentales, que esos sí que se ven gloriosamente en una pantalla gigantesca. El de hoy es además de una historia reciente y que todos conocemos y que demuestra, por si alguno tiene todavía dudas, que los musulmanes son una gente buenísima y caritativa y no matan ni una mosca. El documental se titula The Dissident y se estrenó en España en alguna plataforma como El disidente.

Un julay moro se fía de los suyos y sale pero que muy jodido y mal pagado y encima, sin chimpún.

Esto va del pavo aquel de Arabia Saudita que se había exiliado en gringolandia y se echó una novia mora y fue en Estambul a pedir un certificado de matrimonio para poder chingársela hasta los pelos de los güevos y nunca más salió de la embajada y después resultó que lo mataron y lo cocinaron en la barbacoa y los turcos grababan todo lo que decían los sauditas en el edificio y se supo todo y aquí paz y en el cielo ni un puto musulmán, o algo así.

El documental nos lleva por la vida y obras del chamo al que mataron y se centra en los eventos que culminaron con su asesinato por orden del heredero del trono de Arabia Saudita y que a mí me recuerda pero como si fuera un calco al joputa de la Coletas, la marquesona de Garrapatagar, esos dos los cortaron usando el mismo patrón. El documental explica además como infectaron con virus el teléfono del pavo de Amazon, como cuando a los sauditas les dejó de caer bien publicaron que se la pegaba a su hembra y forzaron su divorcio y como el dicho ese que dice saudita bueno, saudita muerto, es una verdad como un templo de Moisés. Tremenda mafia de criminales lleva ese país y no veas como torturan a sus propios ciudadanos, que cuando uno se exilia, la familia va directa a chirona para torturarlos. El documental pone un montón de luz en esa chusma y gentuza de la peor podridos de millones por el petróleo, pero que no dejan de ser alimañas despreciables. Tengo clarísimo qué país, junto con la India, está fuera de la lista de los lugares que quiero visitar en el universo conocido y por conocer. El documental es fantástico y altamente didáctico.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, el mero concepto de documental te debería provocar una reacción alérgica extrema. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, esto hay que verlo.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

5 comentarios

  1. No he entendido eso de “el pavo de Amazon”, no se quien es…
    El otro si, era un periodista saudí y se lo cargaron en la embajada…
    Salud

  2. El dueño de la tienda esa de Internet y que es uno de los julays más ricos del mundo. El periodista trabajaba para uno de sus periódicos

  3. Sí, algo así, y dentro de la tripulación iba un compatriota del autor de este blog que es hijo de un multimillonario holandés y con 18 años se ha subido con el Bezos en el cohete. La verdad es que el pobre tiene una cara de subnormal profundo retrasado que ni pa qué. Pero no han ido al espacio, sólo han subido 100 kilometros para ver el panorama. Vamos, que Bezos le come los huevos a Elon Musk y su Space X. Subnormalidades para que los multimillonarios se hagan fotos pal instagram. Todo muy eco-sostenible oye.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.