Juntos y revueltos – Blended

En las últimas semanas han estado poniendo el trailer de una comedia que daba la sensación de ser algo rancia y aburrida. No sé por qué estaba convencido que todos los buenos golpes de la película formaban parte del trailer y el resto iba a ser un machaque de minutos en los que no pasa nada y en los que te quieres morir. La evité todo lo que puede hasta que finalmente llegó el momento en el que no había nada más en el cine que podía ver y así fue como llegué a Blended, película que en España se estrenó a finales de junio con el exótico título de Juntos y revueltos.

Dos julays que sienten un profundo repelúz mutuo han de pasar unas vacaciones en Sudáfrica juntos y con sus respectivos retoños

La cosa comienza con una cita a ciegas que sale terriblemente mal. Tanto uno como la otra son padres y por razones de pura chiripa ambos comprarán unas vacaciones a otra pareja que iba a ir a Sudáfrica y acaban viajando allí sin saber que los otros van. Una vez están en el hotel y obligados a pasar una semana juntos, descubrirán que todos tienen más en común de lo que creían y que quizás valga la pena ponerle la pierna encima a la pava para que no levante cabeza.

En esta ocasión me equivoqué completamente y ésta resultó una comedia fantástica. Me extrañó que el cine estuviera tan lleno y supuse que o todos estaban desesperados como yo por tener algo que no habían visto o el boca a boca estaba trabajando a destajo. La historia es conocida ya que hemos visto este tipo de comedias con dos familias totalmente opuestas que se ven obligadas a convivir y encuentran los puntos en común múltiples veces. En este caso, el macho tiene tres hijas y la hembra tiene dos hijos, con lo que él las está criando como hombrecitos y ella los está haciendo demasiado blandengues. El entorno, un hotel en Sudáfrica de estos de todo-incluido tiene los suficientes secundarios para resultar interesante, además de la fauna y naturaleza local. La película tiene muchísimas escenas en las que te desternillas. Hay un grupo de negros que canta por todos lados según lo que escuchan decir a la gente que resultan cachondísimos. Como digo, toda una sorpresa inesperada, con un guión con la cantidad suficiente de humor y el buen trabajo de Drew Barrymore y Adam Sandler, ambos especialistas en comedias y que aquí están desatados.

Es el tipo de cine perfecto para el verano y para ir con todos los miembros del Clan de los Orcos y no solo pasar un buen rato sino además protegerte de la caló en el aire acondicionado del cine. Por descontado, los sub-intelectuales de GafaPasta jamás irán a ver algo así. Para los demás, si te gusta la comedia y te quieres reír un rato, esta es la tuya.

Publicada el
Categorizado como Cine Etiquetado como

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. Qué bien, a mí también me gustan juntos, me gustó mucho en aquella de las citas y ella me parece encantadora y guapísima.

Los comentarios están cerrados.