Marokkaanse Bruiloft


Ya lo he tripitido en otras ocasiones. Uno de los géneros cinematográficos más rentables ahora mismito en los Países Bajos son las pelis con marroquíes, es que te los ponen en todas, prácticamente hay cuota de moros por peli neerlandesa y la razón es que cuando haces una peli de rubios comequeso, pasan un kilo y no van al cine a verla, pero cuando hay moros en una peli, se llevan hasta a la bisabuela, van en manada al cine y además pagan el precio de la entrada, que estos no están abonados como yo. Así, a nadie le puede extrañar, que se estrenara una supuesta comedia romántica titulada Marokkaanse bruiloft, que aunque yo personalmente prefiero la traducción al español de truscoluña no es nación, hay otros que tiran más por la de boda mora-de-mielda.

A una julay mora se le está pasando la hora del conejismo y necesita encontrar macho moro pero que ya.

Resulta que en una familia que deben ser cienes y cienes, tienen una hija que se hizo abogada y todo y que trabaja en un bufé y eso pero el padre la ve como una fracasada porque no ha podido vender ese coño a otros moros. La mora conoce a un mecánico calvo o así que malamente conoce las letras del abecedario y como que se encoña, pero al mismo tiempo, conoce a otro pavo con un peluquín que no pueden traspasar los piojos de lo denso que es y está con la duda entre pelo arriba sí o no. Mientras se decide, el padre como que está por organizar el bodorrio.

Igual es por el sistema de compra de hembras que usan los moros para casarse, muy similar al de los robots de cocina esos alemanes que solo se compran por contacto, pero es que aquí no hay química ninguna entre la pava y los chamos. Del que tiene pelo, es que estuve toda la película convencido que se iba a escapar del armario y reivindicar su julandrismo, es que hasta Ramiro el Peluquero, que no era mariquita, que era M-A-R-I-C-Ó-N, tiene menos maneras que él. Del calvo, decir que ha demostrado que es incapaz de actuar. Lo mejor de la peli es la madre-conejo, la hembra que parió a todo el clan y que ha conseguido medalla de platino en los juegos olímpicos del bicho más feo del universo conocido y por conocer. La peli sigue los tópicos habituales de las comedias románticas pero aquí nadie se los cree porque lo de los matrimonios amañados como que anula la existencia del amor. En una cosa que triunfaron (o fracasaron) es en mostrar, a los que no son moros, que hay que hacer algo pero-que-ya para devolver a esta gente a África, es que no hay nada positivo de ellos en la historia.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y en un universo paralelo vas a ver la película en un cine, que no se te olvide el mechero. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, perderás las gafas si entras a verla.


Una respuesta a “Marokkaanse Bruiloft”

  1. Lo que no entiendo, es este masoquismo cinéfilo tuyo ¿Cómo te metes a ver estas porquerías de pelis? 🙂
    Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.