Todos los colores en una única anotación

No seas truscolán y empieza a leer esto por donde se debe, que no es otro lugar que La buhardilla

Ahora que hemos llegado tan lejos y que ya conocemos todos los colores, como no pienso volver a pintar en al menos una década, quizás dos, lo mejor será que deje constancia de los colores usados en el mejor blog sin premios en castellano por si algún día necesito reparar alguna zona. En la actualidad están en una lista dentro de Microsoft To Do, como casi todo, que yo hago listas para un montón de cosas.

Cuando comenzamos a pintar la buhardilla, la dividí en dos colores diferentes, uno para la parte frontal de la susodicha, en la que habían colocado la buhardilla y otro para la parte trasera del cuarto, con sus paredes de toda la vida. El color frontal fue el RAL 9001 o Crema, el mismo color que tienen los marcos de las puertas, las puertas y la escalera y que como me sobró bastante, usé para pintar el pequeño trono de la planta baja y la zona de la cocina.

Ese color, para aquellos que aún no lo puedan imaginar, es como el fondo de este recuadro

Para la zona trasera de ese dormitorio, el color fue el RAL 9018 o blanco papiro, que en realidad es más bien un gris, pero así de gloriosos son los nombres. Ese mismo color lo usé finalmente para pintar también el salón del trono:

Aquí podemos ver el blanco papiro, que yo lo sigo viendo como un color gris

Para la escalera y para la entrada, elegí el color RAL 7044, que es el gris seda, que es una versión un pelín más obscura del anterior y como la escalera tiene excesos y excesos de luz, interesaba oscurecerla un poco:

Aquí podemos ver el gris seda en acción

Finalmente, para el salón y cuarto gigantesco de la planta baja, elegí otro tono gris, un único color para casi toda la habitación, salvo por el lateral en el que se esconde la cocina. Fue el RAL 7032 o gris guijarro, que es sutilmente diferente del de la escalera y la entrada y que refleja la luz de otra manera y al que le salen tonos verdes según el momento del día:

Alguno tendrá que lavarse las gafas para ver la diferencia entre este y el gris seda, que la hay.

Pasará muchísimo tiempo hasta que supere mi fase gris porque lo de pintar no es lo mío, pero cuando se pase, espero que la próxima tanda sea en tonos verdes.

Comentar que todos los amarillos que fueron desapareciendo de mi casa los fue absorbiendo el mejor blog sin premios en castellano, que aquí parece que nadie se ha dado cuenta pero cada semana ha ido adquiriendo un tono más y más amarillo y seguramente no pare hasta que se quede del color amarillo canario.

Continúa a Pintando la escalera para seguir esta fastuosa y fabulosa línea argumental

Publicada el
Categorizado como Mi casa

Por sulaco

Maximus Julayus

5 comentarios

  1. Pero vamos a ver, como experto en colorimetría o ciencia del color … ¿Qué sentido tiene poner unos recuadros en blanco con menor o mayor intensidad de luz? Tu casa es blanca y dependiendo de la intensidad de luz se obtienen esos ‘supuestos’ grises. Pero ¿qué te pasó Sulaco? Tu eras todo alegría y color … , y ahora sólo estás obsesionado con los grises … supongo que empiezas a peinar canas y quieres ir a juego con la casa … jojojo

  2. tus ganas de canas. Mi pelo es tan negro que los astrofísicos cuando me ven de lejos se creen que es un micro-agujero del susodicho color

  3. doverinto, el gris y sus variantes también es un color, eh? a mí me resulta elegante la paleta que ha escogido, sobre todo saliendo del amarillo pollo de la buhardilla, cambio a mejor!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.