La semana pasada en distorsiones

Sigo vivo y a punto de escapar a otro invierno. Este año estoy consiguiendo no caer en las garras de la depresión y me mantengo tan contento cantando y bailando a la espera de los primeros brotes en los árboles que nos anuncien la primavera. La semana pasada me llegó la mesa que compré y para celebrarlo he escrito una anotación con fotillos de esas que os molan tanto. Podréis ver el espacio vacío, la mesa antigua y esa gloriosa mesa nueva. Para ello, corred a leer La mesa nueva en mi casa. La otra entrada en mi diario que quizás os ayude a comprender mi inexistencia es Memes en el mundo real.

Ando tratando de ponerme al día en lo referente al Cine y hablar sobre las películas que he visto estas pasadas semanas. Ya casi lo he conseguido. Esta semana le tocó el turno a Broken Flowers – Flores rotas, Munich y The Descent. Nadie parece haberlo notado, lo cual me reafirma en mi teoría de que esto no lo lee ni Dios, pero he alterado un poco la forma en la que hablo del cine que veo y lo expongo de una forma más delicada y florida para que golpee vuestros cabezones de una forma más sutil y burda.

De cuando en cuando sale algo por aquí que no viene a cuento de nada. Es lo que ha sucedido con Sorry – Perdóname, entrada que cae dentro de la categoría de Música y que no es más que la traducción libre y personal de la letra de una canción que me encanta.

He continuado con las Fotos de Bruselas. En los últimos siete días aparecieron por aquí Don Quijote y Sancho Panza, Hotel de Ville – Stadhuis, Otoño y Mujer leyendo un libro.

Y por último, terminé por fin el relato del viaje a Sudáfrica con lo que aquellos que estaban esperando para imprimirlo y pegárselo de una sentada ya lo pueden hacer. Los dos últimos episodios de mis Memorias de Sudáfrica han sido 11. Richards Bay – Todo comienzo tiene un final y 12. Aeropuerto de Johannesburgo y un salto de once horas. Además he creado un Índice de las Memorias de Sudáfrica en el que están enlazadas todas las historias y el álbum de fotos correspondientes por si alguno está interesado.

Molan estos mensajes cortos y directos. Hasta aquí hemos llegado hoy. Rascaros los bolsillos y regalarme algo que yo también os quiero una jartada. Para que no haya dudas sobre mis gustos, podéis encontrar esas cosillas que deseo con tanta ansia en:

Wishlist en Amazon UK
Wishlist en Amazon USA

10 opiniones en “La semana pasada en distorsiones”

  1. Yo no quería decir nada, pero realmente estos últimos comentarios de cine se merecerían como mínimo que te lavasen la boca con jabón (mi madre lo haría fijo)… luego dices que no quieres criar monstruos que cuando vemos las películas identificamos a los personajes como “la putilla” o “el julandrón”, tú cria cuervos!

  2. tengo 2 películas por escribir que me dan miedo. Cuando hable de brokeback mountain me temo que tendré que censurarme a mí mismo.

  3. El comentario que haces de pasada “…esto no lo lee ni Dios”, me hace preguntarme si a un escritor de blog le basta con saber que se le lee o además necesita para continuar con retroalimentación (comments) y polémicas con sus lectores. Cuéntame, si se te pone.
    Saludos.

  4. Si tenemos en cuenta que desde que salió escrito lo han leído más de ochocientas personas y parece haberte afectado solo a tí, creo que está claro. Era un comentario para provocar y que alguno de esos 800 comente. Hasta ahora, estamos en el 0.125% de éxito.
    Realmente mi egocentrismo es tan grande que lo lean o no yo no lo dejaría de escribir. La retroalimentación es tan escasa que llegará un momento en que quitaré los comentarios y así entraré en el club de las super-bitácoras que son tan chachis que no permiten a la plebe el comentar.

  5. Tu quita los comentarios y… seguire entrando, pero te odiare perpetuamente en el silencio. Aunque aun asi intente seguir quedando contigo. Por cierto, tenemos que poner fecha al siguiente blog&beers&movies, y si es posible, periodicidad, que no tengo gente culta suficiente a mi alrededor en Eindhoven o Nijmegen para ver cine de pensar.

  6. Dani no exageres. De suceder únicamente tendrías que usar el messenger o el correo. Y para tu información, en mi messenger hay dos grupos: los benditos y los malditos y tú estás en el primero lo que te otorga carta blanca. Sobre lo de quedar, muy posiblemente este fin de semana. Mañana lo sé seguro porque veo a mi amigo Holandés y me confirmará si tenemos algún evento pendiente este fin de semana.

  7. no se lo digas de nuevo que lo hace

    eso de los grupos de messenger parece una constumbre muy común

    mis grupos se llaman alfa y omega, en alfa la high class y en omega el lumpenproletariat 😀

  8. Espero que me tengas en el de la high class que tú estás en el de mis benditos.
    Por ahora los comentarios se quedan, aunque sigo pensando que ese 99.8% que entra y no dice nada ha de ser gente muy mala.

  9. Bueno, yo también leo ocasionalmente otros blogs en los que no comento nada. Depende de que te cuenten algo que te anime a escribir, y también de que el número de comentarios no sea infinito, que también desanima. O de que no entres, como entraba yo en alguno que tenías recomendado (ya no) para comprobar lo gilipollas y frívolo que se puede ser. Así que parece buena idea que mantengas los comentarios, sobre todo si puedes mantener el asombroso ritmo de contestaciones…
    Saludos!

Comentarios cerrados.