La semana pasada en Distorsiones

Vivir fuera de España te mantiene en una nube de paz y tranquilidad en los periodos electorales y en cierta forma me salvaguarda de los gritos, las acusaciones y toda esa mierda que rodea la profesión de político. Nadie me puede acusar de no haber hecho mis deberes porque el sábado pasado ya He VOTAO. En otro orden de cosas, para cuando se lea esto yo ya habré cumplido dos días de mi  semanilla de vacaciones en Gran Canaria y muchos ni siquiera se habrán enterado que ando por la isla.  Esta semana pasada hablé un poco de Esas cosillas que me mantienen entretenido y que tienen que ver mayormente con la fotografía y el acompañante perfecto para completar nuestro trabajo, que no es otro que un buen MAC.

Hablando de Fotos, hemos terminado el paseo por Segovia con Los Picos y El acueducto desde lo alto y por supuesto, están todas agrupadas en el Álbum de fotos de Segovia. Tras una pequeña parada en El Club de las 500 para dar la bienvenida al Río de flores en el Club de las 500
continuaremos con una serie muy especial de uno de los rincones más hermosos de Holanda. Se trata de Kinderdijk, un lugar lleno de Molinos de viento y uno de los corazones del Folclore Nórdico. La primera foto de esta serie es La magia de Kinderdijk.

Tras unas semanas de Oscars y Cine demasiado correcto, resulta un alivio el disfrutar como un enano con el clásico Rambo – John Rambo  y la también entretenida AVPR: Aliens vs Predator – Requiem – Alien vs Predator 2.

Añado unos deliciosos Huevos revueltos Masala en la sección de Cocinillas y acabamos con un nuevo Desvaríos de mi amigo El chino. En esta ocasión se trata de … sé agua, mi Chinamigo.

Os vuelvo a repetir que estoy por Gran Canaria esta semana.