La olla

La he nombrado en infinidad de ocasiones y hasta ha salido en alguna foto detrás de la comida que he preparado y de alguna manera, cuando llegó a mi casa en noviembre del 2019, le hice fotos y después seguramente se complicó innecesariamente mi vida y nunca llegué a hacerle su propia anotación, así que lo remediamos hoy.

Mi CrockPot Express es la máquina que me llevó en volandas durante la pandemia truscolana y podemita que aún estamos sufriendo y gracias a la que hice un montón de comidas espectaculares y exploré nuevos universos. Es una multiolla, un aparato eléctrico que está diseñado para funcionar de diferentes maneras. Cuando la compré, inicialmente estaba buscando una olla para cocción lenta pero al mismo tiempo y mientras investigaba, descubrí un montón de gente que usaba productos como este, que tienen ese modo pero además, también pueden reemplazar a la olla a presión de toda la vida. Una de las grandes ventajas que tiene un aparato así es que cuando acaba el programa, cambia automáticamente a un modo para mantener la comida caliente y se queda en el susodicho durante cuatro horas, con lo que puedes poner los ingredientes, programarla, irte y al volver tienes la comida preparada. También tiene un temporizador para comenzar más tarde sin embargo nunca lo he empleado. Los modos que si utilizo con muchísima frecuencia son el de olla exprés, el de yogurtera, el modo de freír, el de vapor y la cocción lenta. Algunas de las recetas que hay en el mejor blog sin premios en castellano y que fueron escritas para esta máquina milagrosa o adaptadas a la susodicha son:

Y hay varias más que no he puesto pero que están en rotación en mi keli, como varios curris, mac’n cheese, estofados, Sloppy Joe, algún chili con carne espectacular, risottos, sopas, albóndigas, papas arrugadas, jambalaya y todo tipo de legumbres, lentejas, alubias blancas, pintas, garbanzos y lo que se tercie no dejan de pasar por la olla y crear maravillas. También he hecho en varias ocasiones una lasaña en un pequeño molde redondo que entra en la máquina y regularmente hago arroz blanco, que después guardo en porciones en el congelador y prácticamente todas las semanas me hago mi famoso y fabuloso yogur griego, que está para cambarse por las patas pa’bajo. Todo eso, siempre con una única máquina y como tiene un modo de sofreír, puedo empezar algunos platos (como las legumbres) con el sofrito y luego meter el resto, añadir el líquido y poner en marcha la olla.

Después de dos años, cada vez la uso más y cada vez uso la cocina convencional menos. La diferencia fundamental entre la CrockPot express y la Instant Pot, que es más famosa y su principal contrincante, está en la olla interior. La mía tiene una recubierta de teflón o algún material parecido, con lo que la comida no se pega, sobre todo los arroces y en la otra, la olla interior creo que es de acero. La marca alternativa mentada las tiene en varios tamaños mientras que la mía solo se vende en Europa en el modelo de 6 litros, que es suficiente para comidas para unas cinco personas. La otra marca tiene un modelo pequeño de 3 litros que si algún día ponen en oferta, me lo compraré porque no siempre quiero hacer comida para congelar y si tuviera una más pequeña, haría más cosas.

Una de las movidas más flipantes que hay cuando cocinas con este tipo de ollas eléctricas está en lo que los expertos y sub-intelectuales llaman olla-en-olla, dos comidas preparadas al mismo tiempo porque necesitan la misma cantidad del susodicho. De esas, hacer un curry y al mismo tiempo preparar el arroz o las papas asadas, es un flipe. También he colado en alguna ocasión huevos para hacerlos como huevos duros.

Siempre que compro un utensilio para la cocina pienso que acabará en algún rincón del cuartito debajo de la escalera en el olvido pero en el caso de mi CrockPot Express, eso no sucederá mientras alguien no invente una máquina mucho mejor que esta.

Por sulaco

Maximus Julayus

17 comentarios

  1. Me gusta mucho, tiene la gran ventaja de usarla como olla a presión y además, cocina lenta.
    A mi me pasa al contrario, me compré hace tiempo el robot de cocina del LDL, que por cierto estaba claro que era una copia de la famosa y cara Termomix, que los demandaron, y no hace mucho salió la sentencia y LDL perdió, así que ahora hacen otro robot diferente.
    A mi me ha pasado al revés, en la medida que he aprendido a cocinar con el robot, lo uso como auxiliar, para pesar, picar y demás vainas, pero cocino casi todo tradicionalmente, es mas rápido y sencillo y hay mas margen de maniobra, pero gracias al robot, aprendí a cocinar casi cualquier receta.
    Tambien uso mucho la olla a presión de toda la vida.
    Salud

  2. Ahora que no se vende en España los alemanes la han empezado a vender en los Países Bajos, pero incluso la otra tan famosa jamás ha sido popular aquí, que la gente son de comidas simplonas y pagar mil leuros en algo para hacer las papas aplastadas y las verduras hervidas les parece, y es, una locura. El problema de la olla de toda la vida es que tienes que estar pendiente de ella y que el cálculo del tiempo es un concepto místico. Esta sabe perfectamente cuando empieza y acaba. Se me olvidó ponerlo en la anotación pero este año, las mermeladas de uvas, de albaricoques y de arándanos azules que hice, fue con la CrockPot, UN MINUTO de alta presión y sanseacabó, un ratito en modo sartén si no estaba lo suficiente espesa. Comparado con la hora que me tomaba antes, esto es una maravilla. Y hace un par de semanas hice espaguetis con salsa de carne y lo flipé, 3 minutos de alta presión + 5 minutos hasta quitar la presión y me salieron épicos y encima, como hice para cuatro, tres porciones al congelador.

  3. Es muy cómodo poner un aparato y no tenerte que preocupar de mas, pero que igualmente cuando pones una olla normal o rápida, sabiendo los minutos que se tarda en hacer, con que programes la cocina también te puedes despreocupar.
    Por cierto, ahora que hay tantos problemas con la factura de la luz, me gustaría saber si gasta mucho.

  4. Si, tienes razón, pero aún así, prefiero la cocina con las ollas de toda la vida, incluyendo las ollas de presión.
    Mi robot hace todo lo que tu haces con la olla, no solo unas papas y verduras como dices, a mi me ha servido para aprender a cocinar, como decía, pero lo sigo usando como auxiliar y también para cocinar, aunque casa vez menos, pero lo que está claro es que sabiendo lo que se ahora, no lo compraría, prefiero una olla como la tuya, y eso que yo no pagué ese precio por el ni de vaina…
    Salud

  5. como cocina en un 70% menos de tiempo, consume también muchísimo menos. Además y al contrario que las ollas tradicionales, no suelta vapor, con lo que usa muchísimo menos agua y mantiene la temperatura mejor en el interior. Yo no noté un incremento en mi consumo cuando la compré y apunto los valores cada mes, con lo que tengo la certeza que no consumo más y la uso un montón. Ayer hice pollo teriyaki con el arroz blanco dentro a la vez, unos 10 minutos para coger la presión, 6 minutos de alta presión y 10 minutos para que perdiera la presión y después la apagué y la cena estaba lista.
    Anoche se quedó toda la noche haciendo yogur, pero en ese modo la temperatura interior es de risa y no creo que consuma prácticamente nada. Esta semana también la usé para lentejas a la riojana, que le metí 15 minutos de presión, pero la próxima vez lo bajaré a 10 e incluso intentaré 5, que es lo que he visto en una web. Otro día hice curry tailandés con el arroz al mismo tiempo, con los tiempos como el teriyaki. Tengo el congelador petado, así que ya hasta la semana que viene viviré de congelador.

  6. Lo que cuentas de la olla es una maravilla en todos los sentidos, incluido su precio, mi robot, en consumo, es una ruina, antes no me importaba porque la luz me salia gratis, pero ahora la tengo que pagar y no veas como ha subido con estos ladrones, un 400% en un año!!!
    Como para no tener en cuenta el consumo…
    No comprendo como hay gente que con sus votos ponen a mandar a un gobierno sociocomunista, si no los echamos pronto van a dejar al país en la puta ruina, como siempre, y mientras tanto, nosotros asados a impuestos, y para postre, ahora tenemos un 5,5 de inflación, como éramos pocos, parió la abuela… 🙁
    Al final, la verdad es que da un poco igual a quien votes, son todos una sarta de inútiles, incapaces, que solo están en política para medrar.
    Perdón por el rollo, se me fue la mano… 🙁
    Salud

  7. La verdad que me llama la atención, yo soy de olla express tradicional y los platos de cuchara muchos en la olla de siempre. Lo mismo es probarla y me convence, la carne si que le veo ventajas. Dices que congelas el arroz, yo eso no lo he hecho nunca. ¿En bolsa de congelador o al vacío o como? ¿Y luego como lo calientas al sacarlo?

  8. Yo lo congelo en bolsas, en porciones individuales y lo pongo en la nevera el día antes para que se descongele poco a poco y después lo caliento en el microondas en modo descongelar durante dos o tres minutos, o lo hago al estilo filipino y pongo en una sartén una cucharadita de aceite, pongo un ajo picado mientras caliento el aceite, añado el arroz y lo sofrío con el aceite y el ajo durante 3 minutos o así, removiendo con una cucharada de palo. Si es una porción grande añado más aceite y ajo.

  9. Pues lo probaré, que seguro es mejor que los vasitos precocinados para microondas cuando no hay tiempo para hacerlo

  10. Lo único que yo hago que mi madre no hacía es lavar el arroz muy bien para quitarle el gluten y que no se empegoste. Los arroces que yo compro son del tipo Jazmin y Basmati, aquí el arroz español ese que no se pega no se vende. Ahora mismo en mi congelador hay unas seis porciones individuales congeladas, esperando que les llegue su turno.
    Hoy creo que saqué una bolsa de judías pintas, aunque no estoy seguro porque no le puse el nombre del plato, así que puede haber sorpresa.

  11. Buenos días a todos. Yo también soy mucho de olla exprés, la mayor ventaja que le veo a la tuya es lo que dices, que se apague sola y mantenga la comida caliente, podría dar juego en mi casa. Me gusta.

  12. y que te sirve también como olla de cocción lenta y como máquina de yogur y para hacer comida al vapor y hasta risottos y similares. Salvo a doverinto que no comenta, le gusta a todo el mundo

  13. Para hacer comida al vapor y el resto de recetas que dices también tengo el robot del Lidl, que ya le tengo cogido el truco y salen recetas deliciosas. Además he adaptado otras porque (por ejemplo la del arroz con leche) era una roña, y ahora que la uso para hacerlo a mi manera me estoy planteando venderlo en porciones porque me forraría de lo rico que me sale.

  14. tu intimísimo culocochista del cafelito dice que gasta mucha electricidad y ha decidido volver a la edad de piedra y del soldador para hacerse hasta sus empanadas

  15. Las empanadas siempre las he hecho de forma tradicional, en el horno, chaval, eso si, uso el robot como auxiliar, y la masa la compro en el Mercamonas hecha y lista para usar, sale bien, lo que pasa es que a mi me gusta mas gruesa, pero me da una pereza del copón liarme a hacer masa, aunque mi robot la amasa también…
    El robot no consume siempre lo mismo, depende de que trabajo haga, pero si está usando motor para mover y calor a la vez, no recuerdo lo que consume, pero mucho, demasiado, ahora me he quedado dudando del consumo, pero seguro que consume mucho, recuerdo que cuando cocinaba con energía solar, que era siempre en el ranchito, no podía poner otra cosa de consumo significativo, porque me saltaba el automático, y este saltaba a los 2.000W… 🙁
    Salud

  16. Virtu, yo casi nunca he hecho las recetas que vienen en el Monsieur, siempre las he pillado de gente con experiencia en Youtube, con la que mas, con «Yiya en la cocina» y todo sale perfecto, pero todo lo que puedo hacer sin el robot, lo hago, pero es desde que el robot me ha enseñado a cocinar, antes ni de coña pasaba de lo de siempre que hacemos todos los tíos, o en frio, o filetes, papas fritas y huevos, bueno, y todo lo que sea plancha y parrilla…
    Y otra cosa sobre la olla del comequesosygofio, es el precio, es muy barata si comparas con los robots buenos, y el consumo es de risa, yo no descarto comprarla, pero de momento voy bien con la cocina tradicional, pero como el precio de la electricidad siga subiendo, me lo planteo, seguro…
    Salud

  17. Genín, es super-curioso como cambian los precios en la tienda esa de río brasileño. Si entras en el dominio .es, la crockpot vale 88 y la instant pot vale 99. Si entras en la tienda holandesa .nl, la crockpot vale 99 y la instant pot 61. Cuando yo la compré, antes del brexit, usé la tienda de allí que era más barata y después les pedí a los de IT de la empresa nipona el cable con el enchufe europeo y creo que pagué unos 82 leuros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.