Categorías
Resumen semanal

La semana pasada en Distorsiones

La forma en la que mi cabezón encadena aquello que pienso y que quiero escribir es totalmente caótica y así, pese a pasarme dos semanas buscando la manera correcta de escribirlo, lo mejor que pude hacer para comentar algo muy importante fue empotrarlo dentro de la anotación Un año sin el tradicional cambio de número. Regresamos al universo de las costumbres holandesas y la manera en la que anuncias al barrio que tu hembra ha parido con Es un niño y también comenté aprovechando que recibí mi nueva férula que Soy bruxo. Esta es mi última semana algo tranquilo antes de comenzar el tour europeo de fines de semana que me llevará por Varsovia, Pisa y Lucca, Vilna, Hamburgo y acabará en Roma.

Ago, filo e nodoMonumento a Giuseppe Garibaldi en el Largo Benedetto Cairoli
Parco SempioneVia Dante y Castello Sforzesco al fondo
Palazzo dei Giureconsulti

Poco a poco nos vamos acercando a la traca final de imágenes de Milán y durante la semana pasada vimos un monumento algo rarito llamado Ago, filo e nodo y desde allí seguimos hasta el cercano Parco Sempione y desde allí regresamos al centro visitando el Monumento a Giuseppe Garibaldi en el Largo Benedetto Cairoli y después vimos la Via Dante y Castello Sforzesco al fondo y acabamos enfrente del Palazzo dei Giureconsulti. Creo que me quedan imágenes para unas tres semana más y las últimas serán visitas nocturnas a lugares que ya hemos visto.

La bicicleta que vimos esta semana fue una curiosa ligfiets, la Scorpion fx y tarde o temprano pasará a formar parte del Álbum de fotos de bicicletas.

The JudgeA Walk Among The TombstonesLockeThe Best of Me

Esta semana conseguí nuevamente ir a ver cinco películas al Cine y comenté cuatro. Comenzamos con el peliculón El juez – The Judge que espero que todos vayáis a ver, seguimos con el ameno thriller Caminando entre tumbas – A Walk Among The Tombstones, la cosa empeoró un poco pero seguimos en el lado positivo de la balanza con el experimento minimalista de Locke y acabamos con el drama romántico que no termina de cuajar de Lo mejor de mi – The Best of Me. Hasta este momento he ido a ver ciento setenta y dos películas al cine y comparándolo con años anteriores, en el 2013 superé esa cifra la segunda semana de noviembre con ¿Qué hacemos con Maisie? – What Maisie Knew y en el 2012 fue la última película que vi ese año, el último día y con el apropiado título de Fin. Veremos como supero la prueba de las próximas semanas, en las que en siete fines de semana saldré a otros países en cinco de ellos.

Sigue el festival diario en Comida en fotos y también tenemos el repaso visual de la comida que salió de mi cocina esta semana:

Gai Pad Med Ma MuangCruasa?n
Caldo de millopin?a asada
Sopa de lentejas con pastamagdalenas de chocolate
Salchichas con guisantesChocolate con churros
Tortilla de papas con cebollaCristinas
Pizza chorizo ibe?rico, pin?a y queso parmesanoPanqueques de suero de mantequilla
Pollo con beicon y puerroPannenkoeken

Y así transcurrió la semana …

Por sulaco

Maximus Julayus

11 respuestas a «La semana pasada en Distorsiones»

El nombre en cristiano sería algo como Pollo tailandés salteado al wok con anacardos o quizás salteado de pollo con anacardos. En cualquier caso, una de mis nuevas recetas favoritas. Ahora solo me falta saber cuando te vas de vacaciones para ponerla en el blog sin que te enteres.

Ay que bien que vuelves a Roma, yo he estado dos veces más este año y está preciosa, como nunca. Por cierto, helados de escándalo, via dei Coronari, una calle cerca de la piazza Navona que llega casi al castello santo Angelo, gelateria del teatro, creo que se llama, te cagas.

Aprovecha y pon también restaurantes que debería revisar y cosas que ir a ver. Esta vez no tengo plan alguno. Estaba pensando en repetir la capilla sixtina y quizás ir a las catacumbas que están al norte de la ciudad, las de Priscilla (creo). Dependerá del tiempo, si hay buen día, caminar por la Via Apia o algo así.

Yo la última vez estuve en la Capilla Sixtina y es que con tanta gente no me pone nada (aparte de la maravilla pictórica, que no hay quién se la quite). A mí me encanta el museo Borghese y pasear por Trastévere, acercarme al castello Santo Angelo y sobre todo pasear y pasear, comer y pasear. El Coliseo y el Arco lo están arreglando, pero siempre es bonito pasear por allí. No te pierdas El Extasis de Santa Teresa de Bernini (no me acuerdo en qué iglesia está), si no lo has visto y cerca de Navona, en la Iglesia de San Luis de los Franceses, hay 3 Caravaggios que lloras. También hay que ver, si no lo has hecho, la Iglesia S. Ignacio, también cerca del Panteón (que no te puedes perder tampoco) con unos frescos de Andrea Pozzo que te mueres (todo es pintado por él, incluso la cúpula de madera, alucinante). A ver si me acuerdo dónde estaba un restaurante bueno, bonito y barato, con unas pizzas y pasta que te cagas y en el que en el penúltimo viaje cenaba casi todas las noches. He dicho.

Creo que era éste el que te comentaba, Antica Pizzeria Fratelli RICCI EST! EST!! EST!!!, via Genova 32 (una calle que da a la Via Nazionale). Buenísimo todo y bien de precio. Pedimos los fritos de Roma (flor de calabacín, bacalao, una especie de croquetas) que no habíamos pedido nunca y la pasta y la pizza buenísimas.

Hace años que no entro en el Castello San Angelo, igual va siendo hora. Al Coliseo y el Foro regresé el año pasado. A la Iglesia de San Ignacio he ido en todas mis visitas a Roma a flipar con los frescos del techo y la falsa bóveda. Del Vaticano, lo único que no he visto son los jardines, pero en diciembre no me parece una buena época para entrar a verlos. Lo bueno de la semana en la que yo voy es que no hay colas para nada. Igual me monto la experiencia mística y me organizo una ruta de basílicas, iglesias y similares. Lo único que ya tengo apalabrado es el hotel, que esta vez me está saliendo baratísimo, aunque como todos los hoteles de Roma, seguro que es roñoso que no veas. Miraré la heladería que mencionas.

Ya puse marcadores en mi mapa de Roma de CityMaps2Go tanto a la heladería como a la Pizzeria. La segunda está cerca de donde me quedo. En la zona del parque Vittorio Emmanuele, la Trattoria Vecchia Roma es espectacular, lo único es que si no reservas el día antes, hay que llegar temprano porque se peta hasta la bandera de italianos.

Yo he estado en invierno, febrero pasado en Roma, y es cuando más me ha gustado, porque en verano es insoportable con el calor. Lo de la ruta de las iglesias está muy bien, otra que me gusta la iglesia de Santa María del Popolo en la plaza del mismo nombre, con dos Caravaggios que lloras.

Es que yo hice un año las rutas de los Caravaggios, que es un pintor que me pone un montón y otro año la ruta de los Berninis y así como loca cada vez que voy. Si te gustan los documentales hay uno que se llama El Barroco, creo que es de la BBC, cuyo primer episodio lo dedica a Roma y te entran unas ganas tremendas de ir porque el historiador del arte que lo presenta te transmite que le encanta Roma y está muy bien, por si quieres abrir boca antes de viajar.

Buscaré el documental. A mí me gusta mucho Bernini. Para mí la mejor semana es dos antes de navidades. La ciudad está en modo navideño, preciosa y no hay turistas. Puedes entrar en la Capilla Sixtina sin reservar hora y si hay suerte y no llueve, todo está precioso. A Bernini lo tengo más veisto que los bikinis de Anota Obregón, al menos sus fuentes y lo que hay en los museos. Miraré al julay ese del Caravaggio, que me suena de habérmelo tropezado en algún lugar.

Los comentarios están cerrados.