La semana pasada en Distorsiones

Continuamos en este nuevo mundo con una realidad que se mide en muertos, infectados y en dramas, que parece que lo positivo ha optado por desaparecer. La semana pasada se cumplieron Los diez días de mi cuarentena obligatoria al regresar a los Países Bajos y en los que la única persona que entró en mi casa estuvo a punto de traer el virus. Y ya siguiendo con el tema hablé de Uno que es astuto y más de lo mismo en La vacunilla esa y en Enchumbado tenemos lo que hay que hacer para evitar las multitudes en el super, que es básicamente el único lugar abierto en estos momentos.

En Bratislava vimos El hotel frente a la fuente Carlton y seguimos con el precioso Teatro nacional Eslovaco y fuente de Ganímedes y en el mismo barrio está la Reduta y nos quedamos con una preciosa vista del puente Most SNP. Voy a tener que comenzar a desechar imágenes o esta serie va a ser gigantesca. Tengo aún sesenta y cinco fotos en el grupo de las que esperan.

Sigo sin poder ir al Cine porque están cerrados a cal y canto y estirando el chicle tenemos que hablé de dos películas españolas que vi antes de navidades. Primero vino la mierda de Ni de coña y después el paquete aburrido de Nieva en Benidorm.

De lo poco que nos queda, está el festival de cocina en el que estoy embarcado, que comer bien es casi que lo único que nos queda:

Y así transcurrió la semana.

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

  1. Yo creo que voy a comer tres platos, el pollo, que me apetece mucho, la lasaña, que tengo mucha curiosidad, y la empanada, si es que tengo sitio para ella, que creo que si, porque voy a ser prudente con las cantidades… 🙂
    Salud

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.