La semana pasada en Distorsiones


Esta semana hablé de La corta e intensa existencia de Oeteldonk, un relato de un carnaval muy distinto a los que hay más al sur. En Dame carnaza tenemos el placer carnívoro y seguimos con cambios de temática en Seguro que lo estoy imaginando y de ahí salté a otro tema totalmente distinto en Tremendo mal rollo de batidores.

En Dubai vimos la Dubai Marina desde el mar y El Burj Al Arab y al fondo el Burj Khalifa, después cambiamos de escenario y fuimos a La torre del reloj de Deira y acabamos en el Mercado del oro. Creo que me queda algo más de una semana para acabar esta serie y pronto saldremos de la ciudad e iremos a ver el elemento que más abunda en aquella barriada periférica.

Tenemos una nueva bicicleta, una Betronic pro electric bike que más bien parece una motocicleta y que ya he añadido al Álbum de fotos de bicicletas.

Fui a ver dos películas al Cine y por aquí comenté cuatro, comenzando con la patética Ant-Man y la Avispa: Quantumanía – Ant-Man and the Wasp: Quantumania, seguimos con la flojilla Reposo absoluto – Bed Rest y por suerte la cosa mejoró muchísimo con Ellas hablan – Women Talking y Aftersun.

La comida que salió de la cocina de mi keli fue:

Y así transcurrió la semana.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.