La semana pasada en Distorsiones

La semana pasada comenzó dando un consejo en Tú hazme caso tolete, aunque a mí nadie me hace caso. El tema que ocupó la semana fue la mágica transformación del segundo dormitorio de mi keli y en Ya casi llegó la hora tenemos los previos y los trabajos exteriores comienzan en Al tejado le sale una calva y un agujero, el relato continúa con Una vista y algo de logística y nos quedamos con Mi keli, mis escombros y mi agujero. Cada una de estas anotaciones tiene varias fotos y algún video estremecedor del dramático cambio que sufrió mi keli en su trasero.

En Bratislava, vimos El interior de la iglesia franciscana, seguimos con El altar de la Catedral de San Martín y después vimos El castillo de Bratislava de noche y acabamos golizniando frente al Palacio Grassalkovich de noche. Según mis cálculos, esta semana acabaremos con las fotos de noche en Bratislava y después tiraremos por el Danubio pa’rriba para visitar un lugar muy pero que muy especial y con eso cerraremos la serie sobre Bratislava y podremos volver a los temas importantes en Tailandia.

Sin Cine no hay paraíso y por eso, en el purgatorio nos conformamos con las series y esta semana fueron comedias. Comenzamos con una de las más clásicas, Friends, seguimos con la maravillosa Will & Grace, disfrutamos enormemente con Barry y acabamos recordando la viejuna El príncipe de Bel-Air – The Fresh Prince of Bel-Air.

Como siempre, mucha y buena comida que salió de mi cocina y viajó a mi estómago:

Y así transcurrió la semana.

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.