La semana pasada en Distorsiones

Un posible final, aunque quizás no el final de toda la obra que he venido realizando desde marzo lo tenemos en Todo fue por un escritorio, que parece haber aunado la mala baba de Virtuditas y doverinto en una causa común, que no sucederá, que yo me siento delante del monitor y no veo lo que hay detrás del susodicho. Lo peor de lo peor de lo peor lo tenemos en Lo que no pensé que pudiese suceder y sucedió. Para aligerar la carga dramática de la semana tenemos un fantástico y fabuloso vídeo de Inmersión nocturna en la playa de Tufia 1

En Ao Nang, vimos Ko Rang Nok desde la playa de Phra Nang y aprovechamos para ver la Playa de Phra Nang y permanecemos en el lugar para ver Ko Rang Nok desde el final de la playa y la última foto de la semana fue El final de la playa de Phra Nang.

Fui a ver solo cuatro películas al Cine y por aquí comenté la misma cantidad, comenzando con la sosa y pesada Reminiscencia – Reminiscence, me salté el orden para quitarme de encima el tostón de Sin tiempo para morir- No Time to Die, seguimos con pelis malas con Respect y acabamos con Maligno – Malignant. Ahorita mismito tengo dieciocho pelis en mi despensa. Una de las pelis que vi esta semana fue la quinta vez de Dune.

La comida que salió de la cocina de mi keli fue:

Y así transcurrió la semana.

Por sulaco

Maximus Julayus

5 comentarios

  1. Me estoy tomando el café de media mañana y le arrimaría con gusto un cachito de esos panennosequé, me da que pegaría bien, tienen pintaza!

  2. se hacen en 5 minutos como mucho y la receta está calculada para 6, pero se divide muy fácilmente y acaba con 1 huevo, 15g de mantequilla, un poco de azúcar (opcional), 150 ml leche y 62g de harina. Vamos que no los haces porque no te sale de la pipa

  3. Los panqueques, los pannenkoeken, los crêpes, todos vienen de la misma rama del árbol culinario. Las variaciones son mínimas. Y la sartén especial, única y fabulosa para hacerlo la venden en Iquea. En mi caso, salvo por el primer día que le puse un par de gotas de aceite, jamás le he vuelto a poner, jamás la he metido en el lavavajillas, creo que solo en un par de ocasiones la he pasado por el agua del fregadero y está fantástica y fabulosa y en su plenitud. Como con las de la tortilla de papas, no creo que me siente bien que alguien intente usar la mía, le amputaría las manos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.