La semana pasada en Distorsiones

Se acabó la estancia en el noreste de África y vuelvo al frío y a la oscuridad del norte, aunque nada como lo que hay por España. El evento más importante de la semana pasada se puede encontrar en Y una nueva vez y si no lo hiciste, que sepas que estás en mi lista negra. Merece la pena leer Nunca, aunque yo nunca diré por qué. Me llegó el momento de La segunda y el resultado está en Mira que soy negativo

En Bratislava, vimos La gran escalinata del castillo de Bratislava y seguimos con El lateral del castillo de Bratislava y nos quedamos en los Jardines barrocos del castillo de Bratislava

Tuvimos una nueva bicicleta, una Bici con mega-cesta de carga delantera y ya he añadido las dos que aparecieron por aquí a cierto álbum.

Aunque no hay Cine, por aquí siguen apareciendo pelis y la semana pasada hablé de la comedia holandesa Bon Bini: Judeska in da House y de otra comedia holandesa titulada Zwaar Verliefd 2 y de la mierda de Cielo de medianoche – The Midnight Sky. Como está clarísimo que no abrirán los cines antes de febrero, he decidido estirar el chicle al máximo y a partir de ahora tenemos dos pelis por fin de semana y después de que se me terminen, será lo que algún Dios quiera.

Como volví el sábado, no hay resumen del papeo pero el otro sabe muy bien que jamás dejé de faltar a mi cita con los helados y que volví a probar todos los sabores de la heladería y aún más.

Y así transcurrió la semana.

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.