Resumen cinematográfico del 2020

Antes siempre que llegaba a este resumen me quejaba del latazo que es hacerlo y bla, bla, bla y ahora que nos quitan hasta los cines y nos los cierran y retrasan las películas hasta años, llego a este resumen con un montón de ganas porque en realidad, lo que logré este año, tuvo más mérito que nunca. Aunque hubo un momento en el que lo dudé, sigue siendo gigantesco y definitivamente, no hay ningún otro que enlace contenido del blog de una manera tan concienzuda. Si no fuera por mi obsesión en anotar y registrar mis visitas al cine, esto no lo podría hacer y le doy gracias a algunos de los dioses por ese desorden obsesivo-compulsivo tan útil y que a través de la magia del Excel, me permite tener un registro de todo el cine que he visto desde el año 2007 hasta hoy, con lo que cuando un julay me pregunta si he visto algo, puedo confirmarlo y además sé la fecha, el cine, la pasta que pagué y hasta tengo el enlace a lo que dije en el mejor blog sin premios en castellano, es puritita magia. En este resumen, una película se coronará como el PELICULÓN del pasado año y otra, en el reverso zarrapastroso, será el ZEROLO. Para ambos premio y castigo y para ubicarse en el resto de escalones tendremos DOSCIENTAS VEINTIUNA películas, tres menos que el año anterior pero con los cines cerrados durante más de tres meses en total, con lo que yo diría que esa cantidad es fabulosa, fantástica, asombrosa y apoteósica, a la par que zarrapastrosa. Por último y por aquello de recordar que este tipo de anotaciones es cíclica, este es el décimo séptimo resumen de una serie que comenzó en el 2004 y siguió en los años 2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015, 2016, 2017, 2018 y 2019.

Pese a la pequeña reducción en el número de películas vistas, el ritmo al que fui al cine se mantuvo con una película cada treinta y nueve horas. Por cuarta vez el cine que más visité fue el Pathé Utrecht Leidsche Rijn y en el mismo vi ciento nueve pelis casi la mitad del total y a un ritmo de dos por semana. El segundo cine más visitado fue el Pathé Rembrandt también en Utrecht, en donde vi cincuenta y nueve pelis. En tercer lugar y con diecinueve películas se pone el Pathé City en Amsterdam, la filmoteca que es como una caja de bombones en la que algunos están podridos y de donde salen tantas películas que alcanzan ese punto legendario de puta mierda del copón. El único cine fuera de mi circuito tradicional fue el Cinesur Miramar en Fuengirola.

CinePelis%
Pathé Utrecht Leidsche Rijn10949,32
Pathé Rembrandt5926,7
Pathé City198,6
Multicines Monopol94,07
Pathé Arena83,62
Yelmo Cines Las Arenas 83,62
Pathé de Munt52,26
Cinesa el Muelle31,36
Cinesur Miramar10,45

Todos estos cines están en Utrecht, los dos primeros, y el resto se reparten entre Amsterdam, las Palmas de Gran Canaria y el de Fuengirola.

Me gasté doscientos setenta leuros, cuatro menos que el año anterior y de nuevo, si no hubiese visto cine en Gran Canaria la cantidad sería muchísimo menor, concretamente, CIEN leuros menos. Aún así, la media fue nuevamente de un leuro y veintidós céntimos de leuro por peli.

Aunque el Ancestral está hibernando creo que voy a seguir el formato de los dos años anteriores, que es más chulo y visualmente más agradable, con una mezcla de secciones visuales y texto que nadie lee, pero que le permitirá saber en donde cortar y desechar mucho más fácilmente. El orden es primero por puntuación y después por el orden en el que fui a ver las películas.

Hay tal cantidad de películas viejas y clásicos a los que les di la máxima puntuación que en realidad, para conseguir el puesto de peliculón competían únicamente cuatro pelis nuevas y de entre esas, creo que este puesto se lo merece Jojo Rabbit.

Como acabo de decir, la lista de películas que consiguieron la máxima nota está formada por clásicos de ayer y de antesdeayer que gracias al cine digital y tal y tal regresaron a las salas y sobre todo porque cuando los cines reabrieron ya casi no hubo estrenos. Las otras tres pelis que competían este año fueron la fascinante Tenet, el cachondeo máximo del musical cañí Explota Explota y la fascinación con los orcos gringos de Hillbilly, una elegía rural – Hillbilly Elegy.

Las pelis de este grupo siguen teniendo un nivel fabuloso y nuevamente, casi todas son conocidas salvo seis nuevas, la divertida y entretenida The Gentlemen: Los señores de la mafia – The Gentlemen, la revisitación de un libro clásico de Mujercitas – Little Women, la fantástica comedia y drama holandés De Beentjes van Sint-Hildegard, el drama italiano Picciridda – Con i piedi nella sabbia y la película polaca Corpus Christi – Boze Cialo. Este grupo parece la ONU, hay pelis de diferentes países.

En la zona del notable tenemos treinta y una pelis que sobresalen de la media. De nuevo hay prácticamente de todos los géneros, incluyendo películas animadas y por aquí aparecen varios documentales. Aún no he comentado (o mejor dicho, no se ha visto la anotación, que ya está escrita) de la última película de la lista, que casualmente es un documental.

Por debajo del punto Genín también hay cine bueno y en el 2020 acabaron en este puesto treinta y tres películas y las dos últimas aún están por aparecer en el mejor blog sin premios en castellano.

Nos estamos acercando a la línea que separa lo bueno de lo peor, aunque este grupo tiene una nota equivalente al bien de algún pasado educativo muy lejano. El grupo es de veintitrés películas y salvo por una, todas las demás las vi y comenté en el 2020, lo cual nos da una idea de la calidad del cine del año pasado, que fue bastante floja.

Como yo nunca saqué un cinco en la escuela, tardé un montón en poder imaginarme lo que se puede sentir cuando sabes que has superado el corte, pero por los pelos. Las pelis de este grupo de dieciséis, se pueden ver pero con pocas expectativas.

En el mundo de los insuficientes tenemos doce películas. Algunas de ellas las promocionaron hasta dar arcadas cuando abrieron los cines y resultó que son muy mediocres. En este grupo hay bastantes nacionalidades incluidas, que la mediocridad no conoce fronteras.

Llegamos al universo del deficiente, quince películas que seguramente acaban por cabrearte porque es que son malas y no hay por donde agarrarlas. Como nota anecdótica, en este grupo hay una que ya había visto y no me había gustado pero que como murió el protagonista, la volvieron a poner en los cines e igual fui muy generoso y debería estar en el próximo grupo, ya que puedo confirmar y confirmo que sigue sin gustarme.

Las once películas de este grupo ya se ganan el calificativo de puta mierda del copón, igual que las que están por venir. Esto es basura que puede provocar y provoca somnolencia. En este grupo tenemos tres películas neerlandesas, tres de terror y otras de acción, que ya es triste que una película de acción aburra.

Me cagué en las madres de todos los que participaron en las películas de esta lista y cualquiera de ellas podría ser el cerolo del 2019 pero al final he elegido la absolutamente peor de entre toda esta bazofia. Ninguna de las pelis en este grupo de nueve tiene algo que valga la pena. Sólo con ver los posters de este grupo me pongo a temblar. Esto es de lo que se nutre el grupo de puta mierda del copón, basura para borrar los discos duros y olvidarnos que se hicieron.

La ganadora este año del cerolo y el reconocimiento como la peor película del 2020 es para la película española No matarás, de la que a día de hoy sigo sin tener ni puta idea de qué iba y que consiguió que durante noventa minutos me preguntase si Mario Casas es realmente un actor. Esto fue lo peor de lo peor y con ella cerramos el resumen cinematográfico del año 2020.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. Por fin! Olé tú! Eres un crack. Pues nada, ahora pondré en marcha el eMule pa descargar en 1080p y en formato mkv todas aquellas pelis hasta el punto GENIN. Sí, soy un clásico.

  2. ¿De donde sacas tu que yo estoy hibernando chaval?
    De acuerdo contigo, Green Book, no debería estar en ese grupo, pero tu eres responsable de no haberle dado mas puntos, que se los merece sobradamente 🙂
    Salud

  3. Dejaste de comentar cuando llegó la tormenta esa que se llama Eulalia o algo así y claro, como ahora tienes un latifundio, igual tardan mucho en llegar las máquinas hasta esas extensiones tan grandes de tierra.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.